Blogia
El.mundo.de.Daan

Vocablos callados

        5

      Alguna vez pensé que harías de mí un siempre distinto, uno que mereciera la pena recorrer  distancias para amarte, para ubicarte entre mis manos y adorar tus pasos, tus labios, tus besos.

     Alguna vez pensé que tu distancia y la mía, serían más nada, y soñé y soñé y deje que mis labios y mis manos y mis ganas, te soñaran.

     Luego mire bien dentro de mi y vi que tu luminosidad ya no me abarcaba, que esa sonrisa tuya, solo basto para encandilar mi mirada, tu ausencia, mis ganas de amarte y adorarte a ti y a tu labia.

      Luego, supuse que todo se rompería y se rompió y cada una de mis sonrisas, se volvieron carcajadas y mis manos sucumbieron a la necesidad de callar y mi silencio, se esfumo como mis alas.

     Todo es ahora tan peregrino, miro tu boca y observo tus cejas con particular alegría, con esa doble sensación que sabe que hiciste lo correcto y amaste dando todo, aún sin encontrar palabra para abastecerlo.

     Así fui de ti, así soy de ti y seré de ti, esa es la palabra que bastará por ahora y por siempre en tu existencia lo demás, mis sueños, mis labios, tus besos, jamás tendrán este poder que te otorgue de mí, porque tú mismo lo has tomado.

     Eres libre, ya no volveré a cruzar camino entre tu distancia y mis sueños; al fin entendí porque enamorarme no significa en el fondo, que los demás también me amen.

     Tú fuiste la diferencia, sabes; tú que dejas eso en mi constancia, y por ello, la palabra siempre tendrá por derrotero desarmarme frente a ti; cada vez que suspire y parpadeen mis manos y mis ojos le diré a la vida que te ame y te amo; que fue así, tal cual vives en ti mismo.

      La vida es así, un constante alucinamiento por el brillo de un mirar, por una cejas, por un deseo incompleto o satisfecho, por un sol que no pudo pulirse, ni una estrella que miró y decidió dejar de brillar para no morirse; la vida es así, por ello lo demás se ha vuelto a las andadas, hasta la eterna seguridad de mis labios por tus besos y si, hasta  estos dos suspiros que hoy de mi murieron, tal como murieron en tus manos nuestros tiempos.

*

Hoy canto a dos los cuentos que respiro.

                                       Letargos son, que atónitos circundan

el reto de tus labios con mis besos,

cual bronce y oro en lo azul de las estrellas.

*

¡Oh, blanca uva en mi jácara asentada!

Tú que riges la vía de su ausencia,

haz su mirar mi nada en el respiro

y riza al fin en él, la carcajada,

*

como un silo al morir entre la noche

y lo basto de Dios, sobre mi cama;

como ese tú y ese yo, en el vocablo nuestro,

tan tibio, tan leído y tan callado.

*

Daanroo

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Daanroo -

Pero claro que lo recuerdo, Linda Yo, si sigue dando vueltas entre mis propios caminos, en espera de su regreso. Si lo que me hizo cimbrar no fue el recuerdo, sino la manera que tiene de tumultarse en un sobrenombre tan corto y tan llenador de sentimientos.

yo -

TAN CALLADO!
me han encantado sus palabras, profundas, sinceras, de esas que danzan elegantes y miran a los ojos.

Note que le causo inquietud mi sobrenombre por demas simple y egolatra. Quiza no lo recuerde pero YO tenia un blog hace algun tiempo, que usted me hizo el honor de visitar algunas veces "botella en el mar".

estuve alejada de la blogosfera buen rato, pero estoy volviendo y me da mucho gusto encontrarme con que el jardin de su creacion es abundante y hermoso, gracias por mantenerse en el ciberespacio para nuestro deleite.

Daanroo -

Mi querido Amor, sus palabras son gloria a mi oído y a mi vista.

Daanroo -

¡Así es mi querido Poeta, así es...!

Daanroo -

¡Estamos María, estamos!!!!!

Daanroo -

Lo es, querido Walter, es la entrega de la mujer, ante la vida, ante su hogar, su honor y ante sus valores.
La persona que no lo vea de esa manera, es que no conoce a la mujer, como mujer.

amor -

y yo aquí sentado frente a esta pantalla, cada vez con más ganas de quererte
amor

ElPoeta -

Bellísimo, Daan. A veces las palabras que se callan son las más importantes. Un beso,
V.

María -

¡Que viva estás, Dann!
La vida es así.
Un besazo.

Walter Pineda -

Querida:
Tu preguntas si he dejado de sufrir...SI ¡¡¡
Lo que lees en DESMEMORIA son las estelas que dejo ese dolor y otros dolores que nacieron después...El olvido va conmigo, y desaparecera cuando yo sea parte de la tierra y las raices nuevamente...

Tu como Yo vivimos de un dolor muy parecido...heredado del amor...YO ama, amé y amaré, mi corazón de hombre y poeta, de poeta y hombre fuera de unos remendos sigue latiendo.

Tu poesia me habla de una entrega incondicional de tu vida.

Besos

Walter
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres