Blogia
El.mundo.de.Daan

¡Oh Amra, Amra…!

20090222105559-amra....jpg

¡Oh Amra, Amra...!


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Milagro de voz eres tras mágica nostalgia,
sangre rota de baja incertidumbre;
viento callado de avaro perfume,
melódico silente que vive nítido
como la caricia contra lo sublime.


Tú Amra, eres mi ceniza impía,
río seco sobre mi sangre apocalipta;
caricia y viento, palabra y nada;
eco roto del suspiro en mi ventana.


Oh Amra, tu mágico embelezo es brisa,
milagro nostálgico de todas mis notas.
Oh Amra, dragón empírico de estas jaulas mías,
no calles, no grites, ni hagas fuego de tu labia.

 
Que soy yo, -contra y pro de tus miradas-
embeleso tormentoso de mis transparencias,
Amra, Amra, ceniza de mis mágicas esporas
duerme el río desde la palabra incierta.


Duerme tras el seco de mi voz callada;
duerme Amra, duerme al viento en la ceniza;
duerme la sangre bajo mi montaña
y bajo la caricia de mi sino en tu mañana,


besa esta caricia apocalipta de entumidos albedríos,
transparente e incierta, fría y socavada.
Duerme Amra, duerme como la ceniza al viento,
como el milagro con que rompes la mañana.


Y si luego, despiertas de frente al espejismo
y vez en el río lóbrego y nostálgico de tu eco
la voz de ésta que te llama, baja al río, ¡Baja!
y deja que la sangre corra, espesa e intrincada,


lujúrica e incierta, cataléptica y rota
así, justo como el sonido de tu melodiosa voz;
justo así, a mitad del tono dilatado de mis ecos
o en el eco embravecido de mi voz sobre tu espalda.

  

¡Oh Amra, Amra...!

 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

                                                                      Daanroo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Daanroo -

Mi estimado Sir. León, gracias a Dios, mi aprendizaje por las letras nunca termina, al menos mientras no me llamen a cuentas, seguirè intentado dejar mi sentir en la palabra.
Gracias por estar aquì, acompañandome.

Daanroo -

Mi estimado Miguel, muchas gracias por estar siempre pendiente de esta su casa.

Rafa León -

Me alegra saber que aún quedan versos en el milagro de su voz, hermosa dama.

Un abrazo de caballero.

Miguel Schweiz -

¡OH Amra! ¡Oh Daan! Milagro, un milagro. Volver a estremecerse con estas palabras. Qué palabras, qué versos...
¿Oh Amra! ¡Oh Daan!

Muchos besos y con una gran alegría de verte otra vez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres