Blogia
El.mundo.de.Daan

Sueños limpios.

Sueños limpios.

 

*

Dúctil era mi sueño entre el bacanal de tu presencia.

Yo lo regué y lo lavé con el agua de mi alborada

le di luz, limpiando aristas de impurezas y batallas;

sus hojas sanaron como el alma cuando se abastece;

su heredad mudo de aire y su existencia se regocijo,

y tú, mancillaste el nombre de los verdes madrigales.

*

 Pero, ¿y yo?, yo que debía observar la fuerza en tu nobleza

y busqué la paridad en tu ojo y la cola del diablo;

que pinté azahares de azul y doce cuernos de blanco.

yo que te deseaba limpio, a mi lado, ¿dónde quede?

Si yo, ¿dónde quedo yo, si entre tanta hoja que surgió del aire

se han marchado todos mis quebrantos, mis cuitas, mis quejas?

*

Y yo, ¿dónde quedo yo, después de que el vendaval se marche?

yo que quería tu sábila en la punta de mis  labios,

que tumultuosa tejí de hinojos mil expectativas.

*

yo que sucumbí una y otra vez al candil de tu palabra,

que me complací del mar entre la boca de tu abdomen;

yo que paladee el frío en lo salado de  tu frente

que goce de toda tu profundidad entre mi vientre.

*

Dime, tú que viajas entre mi placidez y mi goce.

¿Por qué la gloria entre mi pecho y mi cadera me ahoga?

¿Por qué mi espalda se recta alucinada y me atolondra?

Dime, ¿dime, porqué sangra mi mano, cuando la muerdo?

¿Por qué estos, mis labios,  se vuelven castos cuando te beso?

¿Por qué yo dejo de ser yo, cuando a los ojos te distinguen?

*

¿Dime cómo entiendo en mi piel estos estremecimientos?

¿Esta floritura que de mis privanzas se germina?

¡ y este dolor y este gemir que en mi boca se respiran!

¿Explícame, quiénes seremos, ahora que te marchas;

ahora que me dejas en el temblor de mis deseos

y en la superficialidad de un piso frío, desnudo?

*

Dime tú, ¡enséñame cómo puedo entenderme y entenderte!

¿Por qué hoy descubro que soy nada, sabiendo que soy todo?

¿Por qué de ambos se formaron tantos vacíos de ausencia?

¿Por qué mi voz se basta para afligirte y no te acerca?

¿Por qué soy piedra que se rodó de canto, para amarte?

¿Por qué soy río entre las metáforas de mi palabra?

*

¿Porqué te serenas entre mi vientre y a mí me atormenta?

¿Por qué crecen en mis piernas las raíces de las flores?

¿Por qué se vuelve de todos colores, lo gris del cielo?

¿Porqué los grillos y las sombras? ¿Por qué veo los techos?

¿Por qué esta parvedad de sentirte en la oración del tierra?

¿Porqué te pienso dentro de mi, si el oro se superflua?

*

¿Por qué ser ahora lo que soy, si ya nada significo?

si mi mano es la amalgama de una rabia contenida

¿Por qué mis labios secos, vuelven salobres a tu oído?

¿Por qué te necesito? ¿Por qué sonrío a tus ausencias?

¿Por qué mis dedos se arañan, enterrándose en la arena?

¿Por qué te reapareces  perenne entre mis suspiros?

*

¿Por qué volverte nada, si tornas paridad mi sueño?

¿Por qué te clamo y te lloro en la alegría de mi labia?

¿Por qué eres río seco y de pronto te vuelves mi afluente?

¿Por qué no tengo respuestas para contestarme sola??

¿Por qué sigues aquí,  escuchando el silencio de mis voces?

¿Por qué me oyes atento y luego te formas mi querella?

*

Si  pudiera entender ¿Por qué te fluyes entre caminos?

¿Por qué cruzas tu mirada ante mis ojos y te alejas?

¿Por qué te gozas de mi ausencia,  si tú eres mi constante?

*

Oh vida, vida, vida, ¡Tú eres sin duda, mi semilla!

la que me llena y me atormenta, la que siempre me abruma,

la que a consistencia forma flores, hojas y fortunas.

Oh, mi vida, nácete, ¡nácete ahora! ¡Justo ahora...!

*

                                                                                                                 Daanroo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Gilberto Palacios -

Amiga, olvidé identificar mis datos en el comentario anterior.
Después de haberlo rectificado, me despido con un beso.

Anónimo -

Empiezo a reafirmar mi comentario del texto anterior: cada día es más notoria la evolución léxica y retórica de tus textos. Este me sorpendió por el atrevimiento erótico exquisitamente disfrazado con palabras rebuscadas exactas y precisas, lo cual se evidencia claramente en las primeras estrofas.

También merece consideración la alegorización de interrogantes, las que se unen de manera perfecta en un juego psicológico/seductor donde el hablante espera impaciente las respuestas del ser amado -lo que hace recordar "El libro de las preguntas" de Neruda-.

Tu poesía está llegando a un punto en que la poeta Daanroo ha comenzado a dominar el lenguaje de tal manera que juega con él, lo alarga, lo comprime y eleva su exponente a un grado mayor.

Tu amigo,
Gilberto Palacios (GiBe)




Daanroo -

Pero amigo Poeta, si uno no se cuestiona a si misma, ¿cómo puede entonces reconocer que se hace falta más allá de los cuestionamientos?

Daanroo -

Ese sin duda Sr. Rafael, sería la respuesta necesaria para levantar los muertos, menos mal que siempre se pueden dibujar efectos sin contar con el dolor.

Daanroo -

Llevas razón Walter, es precisamente así mi sentir, un fluir sin razonamientos.

ElPoeta -

Demasiadas preguntas sin respuesta, demasiados porqués sin un motivo, Daan... La vida está llena de preguntas sin respuesta... No hay que buscarlas demasiado... Si queremos que la propia vida nos responda hay que sentarse en calma y esperar y encontraremos todas las respuestas. Besos ardientes,
V.

Rafa León -

Impactante, vehemente, destila dolor, desesperanza, perplejidad y rabia. Se ha metido como un escalofrío en mi espinazo y me ha arrojado sobre el cieno, desolado. Y me he sentido morir y morir tanto, Daan, que te deseo que sólo sea poesía.

Un beso.

Walter Pineda -

"¿Por qué eres río seco y de pronto te vuelves mi afluente?"...sin duda este juego de contrariedades alimenta el poema...la incertudumbre se transforma en deleite...toma ritmo y no se torna un lamento, sino en un fluir libre.

Walter
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres