Blogia
El.mundo.de.Daan

Tormento en rojo.

Tormento en rojo.

    Fue tan sencillo hablar y quedar en paz... 

           Simplemente me dí esa oportunidad de decir " Te quiero...", y el consumismo de la voluntad se fue de mi, como si escapasen miles de libélulas por entre lo rojo de mi sangre.     Fue tan sencillo, y tal vez, sólo tal vez contemplo la idea de que todo haya sido el simulacro y la caida de un zapato viejo, en el bote de la basura.

     Parecía tan complicado abrir una vez más la puerta y dejar volar la imaginación para someterla al espejismo que flotaba por mi alcoba, que no pude más, simplemente me sente y puse el silencio dentro de mi como en antaño, saboreando el instante de abrir una vez más el fuego de mis sentimientos para mi misma, sin necesidad de abordar una imagen llorosa al borde del espejo.

     Así justo, me ví envuelta en el sueño y me dejé llevar, simple y sencillamente al observar junto a mi la rojiza sombra de mis zapatos viejos.      ¡ Parecerá tan simple y tan soso como a mi me parecía olvidar tantos días de lágrimas cortadas de paso por una y otra y otra sonrisa.!, fue tan simple, era tan simple... sólo miré alrededor y entre en mi conciencia y en ella misma, encontré mis viejos zapatos.!

       ¡No sé hasta que punto, tenga de mediocridad hilar mis viejos andares con este sentido que me llevo a sacar de mi la palabra prohibida.!, no sé tal vez fue ese rojo refulgente que una y otra vez me llama a sacar el deseo de pegar mis labios a tus labios, o tal vez de esa incesante manía que tengo de recordar los viejos tiempos en que soñaba caminar por senderos llenos de voluptosidad con mis viejos zapatos de tacón. 

        Supongo que no viene al caso decir que la soledad no es más que esa trampa en que el tiempo te hace reacción de manera inconciente, tratando de sobornar al corazón para que olvide, lo que sabe bien no ha de olvidar.                                    

     Así me ví justo, recordando mis sueños viejos, rodeaa de colores tan inverosímiles que acabe formando con ellos el rojo fulgurante de mis más locos deseos., y ahí justo en ese instante tome nota de que nada, absolutamente nada me hará olvidarte, aunque te alejes, y es que a la par de esos sueños que formaste en mi memoria, también forjaste la necesidad de sentirme con tanta libertad en mis manos, que lo único que pude hacer para liberar tanta constancia verdadera, fue decirtelo.

       "Te amo..."

¡ Te amo con esta constancia de que la realidad existe..!

con esta cobardía de mi amor, por no aprender a esperar,

por no mitigar mis sueños, ni hacerles valederos para mi misma.

¡Te amo...! Te amo con esta constancia de que el rojo pasional de mi sentir

seguirá ahí una vez que te hayas ido.

Te amo con esta misma simpleza de formar rastrojos de mis locuras,

y tomar de ahí formas tan inverosímiles como mis viejos zapatos para decirtelo.

.-.-.-.-.-.

¡Ven amor...!  hoy pintaré para ti la pared de nuestros espejismos,

prometo tomar como pintura, la roja sangre de  mis sueños

Buscaré así, esa palabra que mitigue tus silencios

 y los convierta de nuevo en nuestro sentir.

 

 

Ven, tómame, forma de mi cuerpo la ilusión de la mañana.

Devuélveme esta necesidad de ti,

calma este mirar constante que vive entre tu ventana y la mía,

adormece el sentir de que te alejas de mi, abrazando mi cuerpo,

besando mis manos, bebiendo mi pecho.

 

 

¡Ven, socaba de una vez por todas

esta necesidad febril que pintaste de rojo carmesí!

Tómame en tus brazos 

y arrulla la musicalidad que me provoca sentirte mío;

¡Ya sé que al salir de nuevo el sol habré perdido la razón!

pero no quiero dejarte marchar jamás,

ni que dejes abandonado el sueño de hacer el amor conmigo.

 

 

¡ Ven...!  Necesito sentir tu hombría dentro de mi afiebrada piel,

necesito sentir tus manos recorrer mi cuerpo,

abandonarme a tus besos,

dejar que tus labios recorran mi piel temblando de deseo

¡cómo yo misma al recordarte, tiemblo...!

 

¡Ven amor, construye para mi esa noche de ensueños!

esa que ambos soñamos una vez,

cuando nos deciamos, Te quiero.

¡ Ven amor!

 necesito sentir tu piel, sobre mi piel;

tus manos, sobre mis manos y tu aliento,

¡ ay tu aliento! necesito sentirlo recorrer en mi,

desde el negro de mis cabellos

hasta el rojo purpurino que esconde los pies de este mi deseo.

 

¡ Ay amor, si solo pudiera en una noche de amor, decirte lo que siento..!

¡Si sólo mis zapatos viejos,

no fueran un recordatorio de lo mucho que te quiero....!

¡Si sólo pudiera tenerte una vez conmigo...!

¡Si sólo pudiera decir tu nombre y decir al oído que  te quiero...!

Si sólo amor, si sólo pudiese olvidar quee esta noche,

 

 sólo soy una sombra, llorando mis tormentos.

 

Daanroo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Antonio -

Estoy en tu camino a la espera, siempre te espero para hacerme realidad al calor de tu piel.
Amada, voy a ti para de ensueños hacerte el aire, para de brillantes horas hacer nuestros días y nuestras noches...
Quiero tenerte una vez conmigo... y toda una eternidad estar contigo. Deseo amor, vaciar tus tormentos y ser viva esperanza, hacer el amor con tigo para hacerme vida por ti...
Es tanto y tanto lo que te amo, tanto y tanto lo que te quiero Mujer mía...
Ven que espero en tu esquina con los brazos abiertos para ceñirlos a tu cintura para siempre...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres