Blogia
El.mundo.de.Daan

¡Ven...!

¡Ven...!

      Nada compone más al mundo que la verdad y esta es mi verdad, estas son mis creencias y mis acciones, lo demás amor, solo es esperar de ti, y en ti, la venida de un sol y una luna nuevas; así sólo así, sin mitigar más mi conciencia, sin tomarla de la mano y guiarla más allá de la superficialidad que pueda formar el día, o la noche.

 

Vez, nada más justo que adorarte en mi propio cuerpo,

sabiéndo de ti, sabiéndome en ti,

la noche fue tan larga, ¡ tan corta...!

todo fue la plena sensación de que flotar no es necesario,

es extraño como me confrontas, como me atacas el hambre de ti.

 

Como puedes vaciar mi vientre con mis manos,

si viviendo lejos, rozas mi cuerpo y lo conviertes fluido perfecto.

Hoy soy hambre de ti, hambre de hembra y de mujer

de fiera y de pureza, lo digo yo que soy impura hasta del proceder.

 

Hoy has venido a mi de nuevo, tomado el lugar de mi costado,

y hambriento de mi,

 has dejado correr el tiempo en el lento tic tac del reloj de la pared.

 

Lento, siempre lento, así fueron mis manos recorriendo mi cuerpo,

alguna vez subieron a mi garganta, rozaron mis labios, acariciaron mi espalda,

rodaron hasta encontrar la punta de mis senos., ¡ así...!

¡ así...! no necesito darte explicación de cada paso,

tu sabes mejor que yo donde dejaste tu aliento,

donde dulcemente mordiste mi piel, donde fuiste agua, donde fuiste fuego.

 

Ahora lo se, sé lo que significa entregar el alma sin que el alma este presente,

sin que la mediacidad de un suspiro atraiga de antaño las ideas, los gemidos,

yo solo vi en la oscuridad de mis ojos, como fuiste entrando en mi,

atrayéndome a ti, rozandome en ti, y dije si... si... ¡ si...!

es la hora amor, esta es la hora justa donde el alma se me escapa

donde la seguridad de un vivir se agolpa en el vientre, en la sal del cuerpo,

en la necesidad de tomarme yo misma para honrarte.

 

¡Te amo, me digo a mi misma, te amo...!

y como si el mundo fuera destruyéndose, exploto por dentro incandescente,

mi propio fuego me quema, me entume la sangre, se enfría al aire,

gorgotea esperando, deseando, intuyendo que ha sido unido al todo,

¡ la he sentido fluir de mi cuerpo, para alejarse y unirse al tuyo...!

alejando de mi la escencia de un sueño, volviéndo realidad la noche,

haciendo real mi cuerpo, mi mente, la intuición de ser mujer,

de volverme al fin hembra de un solo hombre.

 

¡Te amo, me digo a mi misma... te amo...!

y entonces confinada entre dos manos que me acarician el rostro,

veo sentir en la oscuridad la negrura de tus ojos, la espesura de tus bellos,

la suavidad de tu aliento, tomando, atando en mi mil besos perfectos.

¡Así, en uno solo, en el simple roce del cuerpo nuestro...!

 

Me formaste espinas, me hundiste la carne en el fuego, fui mujer,

senti la vida fluir de mi y para mi, como sentí este caminar del hombre

este saber del hombre que reafirma su existir en el vientre de su fuego.

 

¡Así amor, así....!

te lo repetía incesante cuando acariciabas paso a paso mis besos.

te lo restregué en la boca,

 te lo sentí en la piel del hombro,

 detras del oído,

entre mis dedos,

y yo, yo repetía incesante...

 

_____________, ___ ____________...

 

como si no existiése nada más, ni vida, ni extraños, ni hijos, ni pueblos;

solo tu y yo,

acariciándo en silencio, nuestro cuerpo.

 

¡ Pero nada cambia, saberme mujer del hombre me ha dado infinidad de tiempos.!

este, esta noche, este silencio fue uno,

pero quiero el resto, necesito el resto de la eternidad

para decir cuanto te quiero.

 

¡ Ven...!

 es de día, la luz empieza de nuevo a remontar el alba,

y yo, yo necesito de nuevo, sentir tu cuerpo, enredado en mi cuerpo.

¡Ven...!

¡ Ven...!

necesito decirte a la luz del sol 

lo mucho que te quiero.

 

Daanroo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Walter Pineda -

Si mun volcán fluyera como lo hace un manantial de clara agua.
Si una olea rompiese delicada al costado del barco.
Si, la luna, vieja y achacosa, vetusta y joven cuando quiere, se desnudara sola en el lecho.
Asi, Estimada Dama, puedo ver a través de tus versos, la furia de tus besos, la locura de tu amor, la vida en ti mujer.

Tremendo poema ¡¡¡
Quede entre vuelos.
Pensativo, me encanta los juegos de palabras, ese "nada más justo que adorarte en mi propio cuerpo", genial ¡¡

y para que decir más, yo solo soy un creador y no acostumbro a ser sepultero, y buceador de líricas y formas.
Disfruto, como de un vaso de vino, o un pedazo de pan, o un beso o una mirada de la vida.

Grande Amiga
Felicitaciones

Walter

Daan -

¡No se puede cambiar la realidad Alma, a veces es dura a veces es blanda...! lo único que nos mantiene cuerdos es el raciocinio que nos da la tierra cuando se parte en dos y le escurre sangre en lugar de agua.

alma -

...y cuando uno flota, se olvida de creencias y verdades y cuando uno sangra, piensa que todo es mentira y trata de recomponer su idea del mundo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres