Blogia
El.mundo.de.Daan

¡ Un bien morir...!

¡ Un bien morir...!

   La noche se ahonda, el fuego del deber derrite mis entrañas, no puedo hacer nada; ¡ tú mueres tan lejos de mi! que la distancia ya no importa. ¡Ha ganado de nuevo!, ha taladrado de nuevo mi cuerpo sin yo sentirlo.  ¡Su piedad ya no es importante!, ¡ni la tuya me es ya tan suficiente.!, se acabó el sueño de la misma forma en que vino a hacer presencia ante mis ojos.

   La luna ha tomado el frío de la ausencia y enciende el corazón con el trino de la primavera; ¡ si no fuera tan falsa la vista!, ¡ si no fuera...!, pero ya lo vez, la necesidad de responder ha quedado anulada por un espejismo y otra vez la mano bendita de quien padece, se encumbra dentro de mi como si nada. ¡Las bofetadas del dolor son tantas y tantas que ya no importan!, ya no tienen sentido en el cuerpo, la mediocridad se impuso, la valentía murió con tu ausencia y el reloj, el reloj simplemente se sumo en la discreción sublime de dos rocas aformes como fueron sus manos.

    El desperdicio fue mutuo, la relación entre dos fue persistente, un toma y daca cubierto de malos sueños y pensamientos insanos, así fue este despertar omnubilado que se empeño a recorrer el camino e la noche, como si la luz de las estrellas no existiera más.

  ¡Brillo, la inocencia de sus ojos brillo deslumbrando la poca cordura que quedaba en mi alma.!, así le deje venir, tocar, entrar y luego esfumarse en el aire como fría marioneta. ¡Nada importa ya, la soledad se volvió al fin arena, y la arena fue desparramada conforme las ráfagas de sueños se elevaban por la frialdad de la mañana.!

  De pronto todo era penumbras, y la penumbra misma se escondió a mis ojos, temiendo ver lo que era irreparable, los sueños se acaban, ¡ se acaban, me dijo...! y luego no supe más, me deje ir, solte el cuerpo y ate las amarras de una vida confabulada con el dolor.!, era mejor así, los sueños, sueños eran y para mi, ya no existía el tiempo, éste se había consumido esperando tu regreso.

   ¡Hoy fui de él, yo deseaba amarte, y él, el diablo, era el único confeso.! ¡Yo sólo me límite a cerrar los ojos y morir en paz. ¡Era hora de mi tiempo, el reloj ya se había consumido totalmente entre el fuego.!, ya no había agua en el mar, ni lágrimas en el desierto. ¡Todo estaba en paz!  ¡mi alma estaba muriendo.!

Daanroo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Daan -

Dice bien amigo Humilde, ¡ dice bien...!

humilde -

....no hay peor muerte que la que nace por dentro.... no hay nada peor que sentir morir el yo que nos da la chispa, apagarse.... :(

Daan -

Mi querido Pepensador, si usted con la grandiosidad de su presencia puede acompañarme en esta lluvia que a veces brota del corazón, eso me hace significar que la grandeza del hombre me permite ser un poquito de crudeza y valentía para el amigo sincero.
¡ Por favor, no se limpie usted la lágrima, que es el mejor atributo que tiene el ser humano para compartir su sencillez! ¡mil gracias..mil, mil gracias...!

pepensador -

Amiga (no es un abuso?, espero que no), deseando me perdone el haberla dejado de leer, me reencuentro con estas sus palabras tan suyas, tan de hembra bronca y delicada, tan potentes y tiernas. Hoy fuiste tu o fui yo, pero a los ojos les dio por sudar un poco de ese desvario que dicen es el corazon. Solo lamento no haber podido acostar el monitor para escribirte Gracias con tres o cuatro lágrimas. Hoy te mando tus dos abrazos (como siempre) y un gran beso que te haga sentir un poquito lo que tu me regalas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres