Blogia
El.mundo.de.Daan

Insultos que no fueron.

Insultos que no fueron.

 

     ¡ Dueles, te juro por Dios que dueles José!

te creí y te forme,

siempre del valor que hace a la mujer, ser mujer...

te lo dije así entregándote a propia mano,  mis entrañas.

¡Mis hijos, mi carne, mi cuerpo...!

 

   Te dije mis dolores, mis pesares y más locos deseos,

abri para mi, la puerta del infierno, ¡es verdad...!

pero yo te dije que traía cuernos y tridente encima

que no era buena, ni quieta, ni tonta, pero creí en ti y por ti.

 

   Nada te reprocho, me guardo este sentir en el  dolor que padezco,

solo quiero que sepas que no hay hombre, formado como tu;

ni amor más grande que el tuyo,

 pero tampoco, hay más dolor en ti y de ti que haya pisado mi alma. 

 ¡ Soy mujer, José!, y por tanto humana.

 

¡No merecía de ti, tan crueles palabras, ni tan dolorosa herida!

es verdad que yo misma provoque ese sentir de ti hacia mi,

yo misma te dije abiertamente te deseo, deseo al hombre.

Pero no eres nadie,

para cambiar mis palabras de amor por insultos.

 

Hoy te pido perdón si te lastime, si lastime al hombre

si pierdo al ser humano y al caballero, será mi culpa por amarte,

pero no puedo, ni quiero, ni voy a tolerar ser menos que mujer,

ni ser menospreciada al grado del insulto, por desearte como hombre.

 

¡Perdóname por ser sincera,!

¡ Por irme a llorar sola al rincón antes de incomodarte!

pero yo soy la mujer que soy,

porque mis principios son desastres pero míos,

y a ellos me atengo,

a ellos entrego esto que siento para no lastimarte más,

ni lastimarme yo por decir lo que siento, lo que pienso y lo que deseo.

 

¡Perdóname José, pero yo sé lo que soy !

y soy una mujer de principios, pero con muchos deseos.

y ahora, en este momento no necesito decir adiós,

 ni decirte que te quiero.

Lo sabes de ya, lo sabes de siempre,

 aunque seas tu hombre y yo simple tormento.

 

¡Eres mi amigo, mi hombre y mi compañero!

pero no permito insultos a mi persona,

así que ¡Vete al diablo, para mi, yo soy primero...!

 

 

Daanroo

 

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

De los errores cometidos por tener la lengua suelta.

 

¡ No leas, y si lees, leelé como enseñanza!

Las palabras, palabras son,

 y a veces dolor y saña se confabulan para formar sueños de insultos

que no existen, pero que lastiman por su existencia.

 

 

No riñas, ni insultes a la mujer, porque es tan doloroso,

que la seguridad de uno como tal,

se viene a pique por algo tan insignificante

que ahora mismo, soy lodazal,

en lugar de esa mujer que siempre va

con la cara de la verdad por delante.

 

¡ Cuida tus palabras, !

¡ Porque jamás sabrás cuanto daño hacen, en un microminuto...!

¡Mujer, cuídate de mi, Hombre, cuídate de mi...! 

¡Cuidate de los insultos que no fueron, pero que existieron!

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Daanroo -

Hola linda Renovada... bienvenida a esta su humilde casa.
En cuanto a su comentario me temo que no, no hay traición ni engaño por ningun lado. Lo que hay es un dolor enorme de ver como se ensaña el hombre con lo que \"supuestamente\" se ama..

Daan -

¡Justo así es amigo Aguardentero, justo así...!

Gracias por el beso, es recproco...´

Daan. -

¡ Dígame algo amigo Humilde, de verdad huiría de mis verdades...?

Daan -

Mixtli, la mejor manera que he encontrado para sacar el dolor de recordarlo, es percisamente recordarlo, le juro que no hay otra forma...

R. -

pos sí... como duele la traición

aguardentero -

pues no, nadie tiene derecho a insultar,

besos,

humilde -

....como para cruzarme contigo tras algo así.... mejor observarte un poco de lejos, por si acaso, y por si necesitas algo.... ;)

mixtli -

No me había qurido dar una vuelta, Dan, por miedo a leerte, porque he estado débil y no quería leer tus letras que tantos recuerdosme traen... Hoy, veo que algo cambió, y estoy de acuerdo contigo, primero tu, y nadie más, pero cuidado porque cuando nos enamoramos, olvidamos tal premisa.
Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres