Blogia
El.mundo.de.Daan

Carcajada con cara de ¡Gracias...!

Carcajada con cara de ¡Gracias...!

  Jajajajaja ¡ me río lo vez, así mismo te lo prometí un día...!

  ¡ Ya mismo me carcajeo y recojo un poco de aquí y un poco de allá, antes de tu regreso...!

Es curioso como siempre me entero primero de tus regresos y tus sucesos a partir de otra persona, más raro es saber que amándome, me hagas a un lado y no me digas nada.

    Y pensándolo tal vez ese es el tipo de amor que me provoca el destino. ¡ Te juro que es extraño, pero por lo extraño mismo me da gracia...! y es que no hay otra manera de responder a que de pronto sin saber como estas de nuevo justo a un paso mío, sin medir palabra y yo amandote tanto.

   Tal vez, voy de nuevo en contra del tiempo, ¡ oh qué se yo...!, simplemente no puedo dejar de pensar que me lo han hecho de nuevo, que me han enamorado y como estúpida caí en el mismo juego de antaño.

    Y yo que tantas veces te dije que no me gusta mentir... jajajajjaja, ahora mismo me miento a mi misma una y otra vez, diciendo, ¡ cosas que pasan....! jajajjaja ¡ cosas que pasan...!

      Como si no fuera suficiente el que entraran a mi casa sin permiso y cargaran con todo lo que por años se consiguió reunir, y que al mismo tiempo lastimaran lo único que es realmente mío ( o al menos mío desde el punto de vista de que la palabra mío- signifique prestado...) mis hijos...

    ¿ Da risa no...? tantos años esperar a decir " Te amo..." para olvidarlo en un segundo, y no por voluntad propia, sino por el raciocinio del hombre mismo, de solicitar vivir un amor en silencio.

     ¡ jajajjajja,. si me río,...! y sé que se preguntaran porqué los que me leen una y otra vez, pero no importa, ya mismo han descubierto que soy una mujer que dice lo que siente, y en este mismo momento siento que tengo ganas de burlarme de este amor que llevo encima y que me hiere al grado de poder reirme de mi misma, como jamás antes.

    ¡ Pero, ¿ acáso importa si yo misma me lastimo al saber que en algún lugar de tu terruño vivías sin mi, ensimismado en tu dolor, y que por no herirme me diste donde más duele...! ¡ Curioso no...! me dijiste amar mil veces, y yo confiada entregue mi amor por vez primera... y por esa misma vez aprendí a sonreír y a reír a mano limpia, y a dar lo mejor de mi, mis sueños y mis mayores deseos... y ahora, después de verte desaparecer, ¿ cuánto...? un mes... regresas y sin más me entero de ti, del hombre que me ama, por otra boca y no por ti....

    ¡ Jajajjajja, jamás pensé que si quedaba la expectativa de volverte a saber, pudiera reírme en lugar de reclamarte tu ausencia, y ya lo vez... héme carcajeandome, para matar este nuevo dolor...!

 ¡No te apures, solo es otro de esos dolores pasajeros que se volverán una semilla más bajo el membrillo...!, lo demás es simple agua y sombras... no importa ya...

   ¡Eso si, doy gracias infinitas a Dios, por darte la salud y la oportunidad de tu retorno de esa ciudad de paredes blancas a donde fuiste sin avisarme.!.

       ¡ Señor, bendigo en tu nombre, su nueva presencia...! ¡Tú más que nadie sabes las noches en que lloré su ausencia y su silencio, ese silencio en donde se empeño en dejarme y abanicarme con su amor.!  ¡Hoy le sé con bien, aunque no sea por su palabra, ni por sus besos, esos que tanto añoro y que tanto me hicieron falta...! ¡Pero me conoces señor, tú sabes que yo no dejo suelta ninguna hebra, y que la vida que tengo la he ido tejiendo de esos hilos infinitos de dolor que me has mandado...! ¡Hoy te doy gracias de nuevo por el amor, aunque el amor, haya preferido hacerme vivir en las sombras y en el silencio que significa su quietud.! ¡ Bendito seas, por regresar su salud y su tranquilidad a su vida.!
¡Bendito seas por dejarme saber que se encuentra bien, aunque ya no pueda aceptar su regreso.!

¡ Eres señor benévolo conmigo una vez más...! Por eso señor te digo ¡ Gracias... gracias por darle vida a mi dolor y por permitirme reír de ello, para sanar.!

Daanroo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Daanroo -

¡Anónimo...! Supongo que de ahora en adelante así será la forma de presentarte ante mi... ¿ O es qué acáso me equivoco y debería pensar al leer que no eres quién mi mente, piensa que eres...!

¡ Curioso no...! un llamado a la conciencia, una palabra aquí, otra allá, y el mundo de la realidad se une al sueño una y otra vez...
Si me equivoco, podrá perdonarme el atrevimiento Hombre Anónimo, pero es que sus palabras en contestación a mi post, llevan mucho de una realidad que duele.
Ver desaparecer al hombre que se ama, sin tener noticias ( sea real o ficticia la situación )siempre acaba en percibir el dolor... más cuando lo firma igual que él firmaba sus historias.
¡ Ya lo ve, mis palabras han quedado aletargadas y usted ha dado en el meollo de la herida...! pero valga la rebundancia... se ajusta uno a lo que viene por el camino, por eso le digo gracias...
¡ Me causa placer saber que mis palabras, le han hecho escribir sus propias palabras y responder como si usted fuera el HOMBRE ANONIMO que se llevó mi amor entre las manos, sin regresarlo...

Gracias por su visita, Caballero Anónimo, no sabe lo que significo para mi leerle de ese modo y no poder decir su nombre, como en antaño.

Su amiga.
Daanroo

Daan. -

Caballero Wellington, usted debería conocer la respuesta a esa pregunta.
Quién escribe sabe que hay muchos trazos de realidad y de ficción en las palabras y a veces al escribir se logra fusionar unas con otras.

Daan -

Caballero Jaime, no todas las cosas son tan provocadoras como el dolor por amor. Sin embargo se aprende a llevar en la piel lo que se siente, aunque nos haga daño y aún así es imposible olvidar que se ama y que ello nos hace aprender.
Gracias por sus palabras caballero Jaime.

Well -

Pero de por dios amiga, como usted logra escribir cosas tan bellas?! con tanto sentimientos?! será acaso que el amor o el desamor le ataca ferozmente en estos momentos? o sera mas bien que imagina cada una de estas obras!?..

Brindo por su salud tambien!.

Anónimo -

Hoy me sé triste, muy triste siento el alma…

Quizá el frío de luces fluorescentes quedó tatuado en mis retinas, el helado roce de blancas paredes de hospital en mi piel hayan dejado los rotos silencios y el desigual olor a desinfectantes en algún hueco de mi alma. No sé…, no sé qué ha sucedido en esta ausencia de ella; no me encuentro la manera de consolar esta tristeza que a la vez te sufro; no sé qué hacer con los rotos que en el aliento llevo ni con los descosi-dos que en mi piel gritan que me hace falta. Es un tumulto silencioso que saja cada pensamiento, cada posibilidad que se empeña en ser real a mi mismo.

No quiero acostumbrarme a sentirme extraño en su palabra, no puedo permitir que no sea verídica y presencia en la boca, en los labios que extrañan su sabor y extrañan los besos que sé guarda cimbreantes cálidos para hacerse con mis besos.
Regresé con la espalda cargada de ella. Vehemente, o tal vez apasionado… qué se yo…! De esperanzas largas sin sombras caminé hasta mi casa para buscarla entre el teclado de este cacharro donde la supe flor ambrosía, esperanzándome el alma y esperanzado por tener sus sonidos de guitarra y sus letras con formas de azucenas y clavellinas ocupándome cada uno de los interiores rincones de mi espíritu.

Encendí anhelante el aparato que nos unió; ¡decepción en grandes cantidades!

De súbito, el firmamento azul Prusia se hizo denso negro, fundidas las estrellas se formaron cuervos, la luna se dio la vuelta y me ofreció su espalda más oscura, la luz más triste que nunca pensé que mi alma descubriera. ¡Ni una sóla palabra suya me esperaba…! ¡Ningún gesto de su jardín posaba en mi ventana…! ¡Nada, abso-lutamente nada de ella vino justo a sentarse a mi lado…! Todo dentro de mí con-vulsionó trizándose como cristal golpeado, todos mis silencios pulularon escapando por mis ojos en forma de lluvia, agua que abrasaron mis ojos como si del infierno vinieran.

Después…, primero aturdido, sin respuesta, con el dolor de extrañarla, con el su-frir de saberla y no saber si me espera ni dónde se sienta, con la garganta punzada por la sequedad inquiero con ansiedad en los aires… y al fin hallo las gardenias que su mano hace florecer.

Su mundo, en esa orbe precisa en la que vive durante mis noches está su palabra para mi envuelta en quejas, lamentaciones, querencias y quereles, silencios elo-cuentes, esperanzas, en su mundo tenía y poseo lo provocativo, el deseo, el senti-miento con pétalos en cada esquina, la llama en la carne y el fuego en los huesos, ahí es donde quedé atrapado y quiero seguir latiendo, en su morenez, marañado entre los cabellos negros asfalto, ¡ay, ay…! suspiro haciéndome daño como un beso perdido…

Yo también la deseo, también embotado me tiene los sentidos. Estoy tan lleno de ella… tan privado de sus caricias que mi piel se reseca como la tierra en el tórrido verano, y también me sofoca en este abril en el que quisiera verter la esencia en su existir, aunque inmerecido sea. Como dice ella, …qué doloroso es vivir así…!! con la mudez belicosa impregnada en cada célula viva del cuerpo. Ay Mujer, no puedo encerrar en mi boca lo mucho que te siento y lo mucho que necesito de tu existen-cia, porque eres la expresión más libre, la única no impuesta.

Es verdad que me gusta provocarla vestida de flores y amarla en la capacidad más sublime de mi necesidad. Con ella escapa este amor que me rompe el pecho, que aquieta mi sangre, que arropa la distancia y el tiempo aunque no esté a mi lado. Quiero que siga a mi lado sin mirar a otros lados, que sepa si me ve que siempre su lado será suyo nada más, que por favor no enmudezca a mis oídos, me va todo en su palabra, todo es si la sé para mi.

Como cierto es, ¡…me hace falta leer sus palabras, que ellas abunden y motiven con su cadencia plena sobre mi por siempre. Y se equivoca, se equivoca al saberme sin volver a ella, cuando nunca me fui, cuando siempre estoy por ella, que aunque en la silla bajo el membrillo sienta lágrimas fluir serán de alegría, que nunca estu-vo de más en mi vida sino más que nunca en mi vida es toda amor. Ay amor, eres verde como el jardín del edén…

¡La quiero, la amo tanto y tanto…! Lo diré hasta que el infinito se canse de escu-char. Tengo la necesidad de ser amado por ella para subsistir…


Su hombre, suyo siempre.

Jaime V -

Es complicado meterse a reflexionar si era costumbre o amor diario lo que te provocó primero el dolor de su partida y luego el dolor de su regreso. Lo importante es que al compartirlo sanas, y que eres una bellísima mujer.

Daanroo -

Estimada Loida, si se refiere con su pregunta a que si la carcajada ayuda a borrar el dolor... me temo que NO, simplemente es una catarsis para no derramar más lágrimas y no caer con las rodillas al piso de sentir tantos sentimientos juntos.
Podría decirse que lleva la culpa la necesidad de delimitar un efecto, pero también le mentiría, la única razón de esa carcajada fue una promesa hecha, Sonreír siempre... y es que para llorar se necesitan lágrimas y creame, a veces no fluyen por más que uno las desee o las busque. Así que el único efecto contradictorio es reirse de si misma para volver a la normalidad \"lo que sea que eso signifique\".

En cuanto a como me siento,
tendría que decir que razonablemente tranquila, uno no sabe cuando va a terminar de doler algo, hasta que ha quedado en paz...

Pero también recuerde que no todo lo que se lee es realidad, ni puede dejar de ser real, lo que vive bajo la palabra.

Todo depende del lector y de como se mire a si mismo.

Daanroo -

Estimado Profr. sus palabras tienen mucho de sabiduría, pero no se puede olvidar el dolor ni el sufrimiento así como así, y es imposible olvidar que una vez lastimados podemos caer en el mismo pozo.

En cuanto a la carcajada, no es más que el deseo subliminal de sacar del alma, la necesidad de herir al que nos hiere, y yo amigo mío, a veces soy demasiado egoísta, y hoy he tenido esa necesidad de herir lo que más amo.
Se qué perdonarle es la otra opción, pero hay algo que jamás podrá borrarse, el dolor que fue tan real, como para dejarlo salir, antes de que me hiciera más daño.

Aunque siempre quede la expectativa, de que si lo que se escribí es real, o es otro sueño de amor que no se cumplió por ser simplemente un sueño no vivido.

El Profe -

Qué gusto que te rias del dolor, porque el dolor es amigo y es la piedra angular del crecimiento.

La primera misión del hombre es ser feliz, y la segunada hacer felices a otros, así dijo cantinflas el gran cómico mexicano.

Haz feliz a otros y pronto sin saber llegará una felicidad tan en paz, que te dará risa el sufrimiento; sabés porqué? Porque el sufrimiento es opcional, pero el dolor lo necesitamos para salir adelante de lo que nos lastima o lastimó. Te saluda respetuosamente alegre el profe, quien te espera en conceptos poderosos

Loida -

Hola

Gracias por visitarme al blog, eres bienvenida n_n

-----

A veces la vida actúa de maneras tan extrañas, y en ese momento no entendemos por qué debe ser así, pero lo es...

Cómo puedo saber que a la larga esa transición me ayudará?...

Es fuerte lo que escribes, y me pregunto cómo estás ahora después de sacarlo a través de la risa, porque eso la risa ayuda a sacar cosas.

Abrazos

Loida
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres