Blogia
El.mundo.de.Daan

Pronto será 25, amigo Madrigal.

Pronto será 25, amigo Madrigal.

   Me asusta pensar que el hombre se pierde al igual que la mujer se llora.

Vengo sin lugar a dudas con el alma musicalmente perdida, y es que es imposible no notar cuando el hombre en la sombra de su soledad, suelta el llanto y se quiebra el alma, cuando piensa que no le ven, ni le oyen, ni le escuchan... y cuan diferencia hay al saber que existe y que hay otras maneras de apañarse una fecha que le hace sentir lleno de frío.

    Me asusta pensar que toda la vida se ha ido desperdiciando por no guardar los sueños, en los bolsillos de la noche, ni alcanzar a ciencia cierta, al incertidumbre de un espejo que a viva voz espera el reflejo de unos ojos claros y serenos como la mar en picada o el desierto cuando muere.

    Es sin sentir la noche más corta y la ansiedad más larga leer la vida paso a paso de un hombre que se sueña solo y tiene sobre si un mundo de princesas, guerreros, naturaleza y hogar., por mucho que el se empeñe en llamarse pequeño... su grandeza es significante para su veleidad de sonreir cuando se envalentona ante la vida, para que la vida, no se le vaya a cuestas y le monte encima cual jinete desbocado.

     Se sabe, se conoce bien desde el menor de sus sueños, hasta la grandeza de sus uñas, conoce de si sus limitaciones y sus metas, sus cielos, sus infiernos y el pozo que conforma sus deseos; y aún así viene puliendo piedras que recoge aquí y allás como marabuntas avispas, que se llevan el miedo y el terror de su nidar.

     Es verdad como cambia la vida, al ir leyendo los pasos del hombre y sus tientos, es verdad que la vida se vuelca en uno mismo sin sentir... y cuando siente se materializa entre dos comas y una mentada de saliba que silba entre las rejas de una ventana.

      Verle de pronto de frente deja sin lugar a dudas una inquietud, la de mostrarme tal vez en consonancia con el sentir y el peso de una soledad compartida.

      No sueño, Madrigal existe,  (http://spaces.msn.com/mgarfio) un hombre que ya mismo, tal vez, esta noche, me lee  y se sonríe.

      ¡ Bienaventurado sea, él y su princesa...!

       y que el tiempo le lleve sin lugar a dudas a ver su propio reflejo en la sonrisa de su nena.

  ¡ Pronto será 25, amigo Madrigal...! y estaré ahí para acompañarle, aunque sea en una limitada conjugación de sus sentires y mis ideas....!

 

Daanroo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres