Blogia
El.mundo.de.Daan

Hasta la mujer serpiente sabe amar...

Un día, sin saber como ni cuando,

me dí cuenta que las serpientes

no son esas almas que se arrastran por el aire

donde todo el mundo habla de sí mismo;

sino me encontre, con la futilidad del ser convertido en veneno

que hasta la propia mujer serpiente hace palidecer su propia alma...



Y eso paso cuando vi que para que ella

pudiera convertirse en una verdadera mujer,

tenía que aprender a respetar

la naturaleza de la vida misma...



Esa arpía que todos suelen llamar serpiente

no es más que la lágrima derramada de quien,

por no cargar con la conciencia de almas extrañas,

como se lo han dicho mil veces,

prefirió arrastrarse por el fango y perder la vida en si misma,

para lograr que un ser humano se transformara en el propio corazón del universo...



A veces, esas pobres mujeres llamadas... serpientes,

son solo veneno arrastrándose,

porque no encontraron quien pudiera limpiar sus almas

y convertirlas en luz y vida...



O no quisieron simplemente cargar con la infelicidad de vidas pasadas,

y necesitaron dejar libre la maldad

aunque con ello, se destruyeran a si mismas;

y tuvieran que vagar por las incidiosas tierras de la oscuridad, del dolor y la tristeza...



A veces esas mujeres, a quienes alguien ha dado en llamar serpientes,

son solo almas que se quedaron abandonadas en la espesura de la noche,

y para no atemorizarse, ni olvidarse que conocieron la mágia de la vida,

partieron en pos de pozos tan profundos y húmedos

que el propio veneno, las ha dejado sin moverse...



A veces esas pobres mujeres llamadas serpientes,

se conviertieron en lo que son,

solamente porque, no pudieron encontrar

la semilla que perdieron en la oscuridad...



A veces, solo a veces....!, esas mujeres...

solo pueden entonces aprender a llorar

y vierten en ello el veneno

que por dentro las consume y las marchita...



Ojalá pudieramos comprender que todos en su momento,

quisieramos ser una mujer serpiente,

y evitar a toda costa lastimar a quien se adolece de su propio veneno

y que no puede lograr que salga de su cuerpo

y permite que se incruste en él, la estupida falsedad de la feliciadad...



Hay.....! si yo pudiera ser una mujer serpiente....!!!

Daanroo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres